El Hotel Nelva de la ciudad de Murcia acogió anoche la cena de gala de la Agrupación Sardinera. Este evento se realiza cada año y es el preludio de lo que se ‘avecina’. Más de mil comensales fueron llegando desde las 21:30 horas hasta las magníficas instalaciones hoteleras. En el acceso al recinto no faltaron los tradicionales hachoneros y la mascota de la sardina, que hicieron las delicias de los presentes.

A los 23 grupos sardineros se le unían anoche familiares y amigos, pero además no faltaron los sponsors de estas fiestas y por supuesto las autoridades. El consistorio estuvo representado por el alcalde de Murcia, José Ballesta, quien estuvo acompañado de varias ediles y otros miembros del partido. Noelia Arroyo, Consejera de Cultura y Portavoz del Gobierno regional también acudió a la cita sardinera.

Desde primera hora estaba por allí Gregorio González, Presidente de la Agrupación Sardinera, dando la bienvenida a todos y diciendo que están trabajando lo “indecible” para que este año el Entierro de la Sardina sea “el mejor de la historia”. Pronto llegó también José María Martínez, elegido este 2017 como Gran Pez de las fiestas. Radiante, sin dejar de sonreír, acompañado de su familia, pero también de compañeros de su empresa aseguró que “voy a acostar al último sardinero”. José María quiere “estar a la altura, vivir la fiesta al máximo y conocerla desde dentro”.

Mientras que los invitados tomaban el cóctel en la terraza del hotel, se ultimaban los detalles para que todo estuviera listo en el salón. Ahí fueron muy importantes y necesarios el grupo Monos Rojos, un batallón de jovenzuelos que aseguran la supervivencia de esta celebración. Minutos antes de las 22:00 de la noche apareció María Pina, Doña Sardina, con un espectacular vestido rojo. La periodista acaparó todas las miradas, no sólo por su belleza, sino por su sonrisa, irradiaba felicidad, por su trato exquisito con la gente. No negó ningún beso, no dejó de hacerse ninguna de las decenas y decenas de fotos que le solicitaron.

Finalmente llegaron al hotel las autoridades, que fueron aguardadas en el acceso por los protagonistas de la fiesta: Gran Pez, Doña Sardina y el Pitocrónico Alberto Castillo.

Una vez en el salón se procedió a la entrega de premios por parte de la Agrupación. En esta ocasión recayeron sobre Manuel Delgado, autor de la imagen que ilustra el cartel del Entierro de la Sardina. Pirotecnia Cañete recibió la ‘Raspa de la Sardina’ y J.J. Albarracín La Estrella obtuvo el galardón de la Carroza. No pudo recogerlo el Gran Pez 2016, quien no pudo acudir al evento, pero sí una persona de la empresa que agradeció en nombre de José María Albarracín “tal distinción y honor”.

La cena transcurrió con absoluta normalidad, entre risas y jolgorio. En los postres el grupo Monos Rojos y Las Viudas del Entierro quisieron tener un reconocimiento para Gregorio González, quien este año se despide de la presidencia de la Agrupación. Sonó el himno sardinero, que fue el momento más intenso de la noche, antes que ‘La Mundial’ comenzará a bailar y cantar para poner a los asistentes en pie.

Ahora sí, comienza la cuenta atrás.