El pintor del cartel de este año ha querido recibirnos para hablar de la fantástica experiencia que está viviendo este año. Una persona que siempre ha visto el Entierro de la Sardina como espectador éste año será protagonista: Pintor y sardinero.

Juan Antonio es un tío amable, al que le gusta que le hablen de “tú”. Un murciano de los pies a la cabeza que quedó enamorado de la acuarela hace años y, desde entonces, su historia en pareja ha ido de forma ascendente hasta llegar a ser el autor de carteles como el de la Semana Santa de Murcia o, en esta ocasión, el de una fiesta de interés turístico internacional: El Entierro de la Sardina.

P: Cuéntenos un poco sobre usted, sobre su historia.

R: Soy de Murcia, tengo 43 años y estudié la licenciatura de Bellas Artes (con la especialidad en Conservación y restauración de obras de arte) en Valencia. Trabajo como técnico superior en restauración, en el Centro de Restauración de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, coordinando y restaurando las distintas obras de arte que forman parte del rico patrimonio de nuestra Región. Soy una persona bastante inquieta y necesito de más campos donde desarrollar mis inquietudes: La pintura,  la fotografía y la investigación se convierten así en tres formas de expresión plástica en las que volcar mi creatividad. La investigación la tengo centrada en el estudio de la escultura en madera policromada de los siglos XVII, XVIII y XIX; una nueva línea de trabajo que en poco espacio de tiempo ya ha dado sus frutos con la publicación del libro, “El Cristo del Perdón de Francisco Salzillo. Técnicas del siglo XXI para descubrir a un escultor del siglo XVIII”.

P: ¿Cómo vive el Entierro de la Sardina?

R: Intensamente, desde que comienzan sus primeros actos hasta su finalización el sábado por la noche. Es una fiesta para disfrutar en la calle, con la familia y los amigos. Desde niño he sentido una especial atracción hacia el Entierro de la Sardina, unos sentimientos que intento trasmitir a mi hijo de ocho años haciéndolo partícipe de mi ilusión. No es raro verme con él de la mano en busca del ansiado juguete sardinero.

P: ¿Qué sintió cuando le informaron de que iba a ser el pintor del cartel este año?

R: Una gran alegría, un orgullo muy grande y una gran responsabilidad. Éste no es un cartel más, sino el de una importante Fiesta de interés turístico internacional; todo un escaparate para un pintor, un premio para cualquier artista.

Después del cartel de la Semana Santa de Murcia, era el encargo que más me apetecía realizar. En primer lugar por el cariño que tengo hacia esta Fiesta; y en segundo lugar, porque desde el punto de vista pictórico el Entierro de la Sardina da mucho juego, una fuente casi inagotable de ideas.

De hecho este cartel me fue encargado en 2014 con la idea de que lo realizase para el año siguiente, 2015.  Un año completo, tiempo necesario y que a tenor del resultado final, ha merecido la pena.

P: ¿En qué se inspiró al pintar el cartel del Entierro? ¿Algo en especial?

R: En el mismo Entierro de la Sardina ya que es una fuente inagotable de reFragmento del cartel del Entierrocursos, se podrían pintar mil carteles y ninguno sería igual.

Desde el comienzo tenía claro lo que quería hacer: reflejar el Entierro de la Sardina tal cual. Quería que las personas que no conozcan lo que hacemos se sintieran atraídas y quisieran venir a Murcia.

En mi cartel reflejo diferentes aspectos que creo que son imprescindibles dentro del Entierro de la Sardina: el cartón piedra; la sensualidad femenina; la música de las charangas; los hachoneros; los grupos sardineros, representados con las banderas que abren el desfile; el humo; la pólvora; la noche; los fuegos de artificio; la emoción, el bullicio, la algarabía, etc.

P: ¿Ha recibido ya comentarios sobre el nuevo cartel? ¿Qué opinión ha generado?

R: Por supuesto, muchos y muy buenos. A los pocos segundos de presentarse oficialmente, lo subí a mi perfil de Facebook y cascada de “me gustas” fue imparable. Mi publicación fue compartida más de sesenta veces y el cartel corrió como la pólvora por las redes sociales, recibiendo extraordinarias críticas. La pintura ha gustado mucho. Es una pintura directa y eso siempre gusta.

P: ¿Vivirá este año las fiestas de una forma especial?

R: Sí, ya que el Presidente del Grupo Baco me ha invitado a acompañarlos como un sardinero más durante todo el sábado del Entierro de la Sardina. Un regalo que recordaré toda mi vida. Le quiero agradecer desde aquí su amable proposición, el mejor premio que se me podía conceder.

P: ¿Nos puede hablar de alguna obra a la que le tenga especial cariño?

R: El Cartel de la Semana Santa de Murcia 2014, sin ninguna duda. Fue un encargo ilusionante: Al hecho de representar la Semana Santa de Murcia (una de mis pasiones), se añadía el que la Cofradía del Perdón era su protagonista. La misma institución cofrade cuya imagen Titular había sido objeto, tan solo un año antes, de una exhaustiva investigación que determinó que la obra es de Francisco Salzillo.

Un año después el Crucificado y el investigador volvían a verse las caras, en este caso para pintarlo; convirtiéndolo en el protagonista absoluto del cartel.

P: ¿En qué momento se dio cuenta de que la pintura en acuarela era su pasión?

R: A los pocos años de comenzar a pintar. La acuarela fue de las pocas técnicas pictóricas que no me enseñaron en la Carrera pero me fue conquistando lentamente hasta el día de hoy. Un aprendizaje autodidacta y que comenzó con la lectura de todos los libros sobre el tema que me encontraba en la biblioteca de la Facultad.

La acuarela es una de las técnicas que más dificultad ofrecen, pues no se puede borrar y los blancos son el propio papel sobre el que se pinta. Precisamente esa dificultad y minuciosidad es lo que más me atrae de ella, pues encaja muy bien con mi personalidad y con mi trabajo como restaurador.

P: ¿Cómo es el día a día de Juan Antonio?

R: Intenso. Es raro verme quieto. No paro de hacer cosas en todo el día. Por las mañanas me dedico a mi profesión como restaurador de obras de arte y por las tardes, cuando puedo, desarrollo las demás facetas que antes he mencionado (pintura, fotografía e investigación).

P: ¿Alguna curiosidad que podamos saber?

R: Soy muy crítico y riguroso con todo lo que hago. En cuanto finalizo una acuarela le estoy sacando defectos (incluso puedo llegar a romperla). A eso le llamo aprendizaje, exigencia y evolución.

Quien piense que el aprendizaje diario no es necesario y que ya lo sabe todo está “muerto”, no evoluciona.

P: Tenemos un concurso en el que pretendemos que la gente se haga fotos con el cartel que ha pintado fuera de Murcia, ¿cómo animarías a los ciudadanos para que participaran?

R: Como ya he hecho. En estos momentos, me consta que dos carteles del Entierro de la Sardina andan por Europa y por Japón. Entre todos tenemos que ayudar a divulgar nuestras fiestas y más ésta, declarada de interés turístico internacional.

¡Gracias Juan Antonio!