¿De pequeña  se comía el pescado a la hora de la cena?

 La verdad es que sí, siempre fui muy comilona y me comía todo lo que me ponían en el plato, pescado incluido.

 

¿Y no le da un poco de pena que quemen la sardina con lo mona que es cada año? (Nos referimos a la de cartón, no a las doñas sardinas)

La verdad que da un poco de pena, sí, pero sobre todo porque significa el final de estas fiestas tan maravillosas que tenemos los murcianos. Aunque me temo que este año me dará un poquito más de pena aún si cabe por todo lo que voy a vivir como Doña Sardina y por ser la encargada de prender la mecha para que la sardina salga ardiendo.

 

¿Ha vivido muy de cerca las celebraciones del Entierro de la sardina?

¡Por supuesto! Desde pequeñita las he vivido y disfrutado como buena murciana y recuerdo esas fechas con mucho cariño.

 

¿Le hacía ilusión que le cayese un balón?

¡Claro! Es sin duda el regalo preferido por todos, y no solo por niños, también recuerdo a más de un adulto luchando por conseguir uno.

 

¿Alguna vez le cayó alguna otra cosa especial, diferente?

De pequeña era muy agradecida, la verdad. Yo me conformaba con cualquier cosita que me caía y disfrutaba muchísimo. Sobre todo recuerdo con especial ilusión las veces que me cayeron colgantes, pulseras o anillos de colores. ¡Era tan presumida como ahora!

 

¿Cómo se piensa preparar para aguantar las largas sesiones de fiesta que le esperan? ¿Va a realizar algún entrenamiento especial?

No lo tengo pensado pero ¡quizás debería! Sé que van a ser días muy intensos pero creo que la emoción de vivir el Entierro desde dentro como Doña Sardina va a poder con todo.

 

¿Qué es lo que más le gusta de Murcia en primavera?

Pasear por sus calles disfrutando del buen tiempo para acabar sentada rodeada de amigos en una terraza al sol en la Plaza de las Flores tomando una buena marinera. ¡Lo hago siempre que puedo cuando vengo a Murcia!

 

¿Qué es lo que echa de menos de su tierra viviendo como vive en Madrid?

Sin duda la gente a la que quieres que dejas aquí: mis amigos, mi familia… Pero también  el buen tiempo. Me dais mucha envidia aquellos que vivís aquí y tenéis tan poquitos días de frío y lluvia al año.

 

¿Ha tenido ocasión de compartir con otras Doñas sardinas la experiencia? ¿Qué le han contado?

He tenido el privilegio de conocer a Alicia Hernández, Doña Sardina 2018 y gracias a ella me hago una idea de todo lo que voy a vivir, aunque creo que, hasta que la experiencia no sea propia,  no te haces a la idea del todo. Ella me ha dicho que disfrute y me deje llevar porque será sin duda una de las mejores recuerdos de mi vida.

 

Un sabor de Murcia

Patatas fritas con limón

Un olor

El olor a jazmín

Un día del año

El sábado del Entierro de la Sardina

Un recuerdo imborrable

Un mañana de domingo cualquiera en la Plaza de las Flores

 

Adelántenos algo del tema estrella de su discurso como Doña Sardina 2019

Como todo lo bueno se hace esperar, esto no iba a ser menos. Os espero a todos en el balcón del ayuntamiento. ¡Qué bien lo vamos a pasar! ¡Viva el Entierro de la Sardina! ¡Viva Murcia!